Servicios

  • Suele ser el reparto más habitual, está indicado para repartir folletos en el exterior de los edificios.

  • Garantiza la entrega directa de la publicidad en un edificio, por lo tanto supone mayor efectividad. Es el reparto para los dípticos, ya que en el buzón exterior pierden totalmente su eficacia, al mezclarse con el resto de publicidad. Solo se garantiza este reparto en edificios que no tienen cámara, ya que si hay video portero es prácticamente imposible entrar.

  • Tiene también mucha efectividad y está destinado para hacer repartos masivos en una zona concreta.

  • Al igual que el interior y el parabrisas es un reparto de gran efectividad. Se realiza siempre en zonas donde la afluencia de personas es grande y siempre va destinado, este díptico, a un receptor concreto.

  • Se trata de un reparto que se está poniendo de moda. Es importado de Gran Bretaña y consiste dejar en los pomos de las puertas de cada vivienda un panfleto publicitario. Requiere una gran dedicación a la hora de hacerlo por eso su coste. El efecto de este reparto es el mejor.

  • Se trata de reparto de muestras en diferentes sitios a la vez.

  • Una modalidad de reparto nueva y de grandísima repercusión, se trata de colocar en los retrovisores del coche a modo de percha su publicidad.

  • Técnica de marketing directo que consiste en colocar elementos publicitarios en el buzón interior. Se coloca una parte dentro del buzón y la otra sobresaliendo del mismo.
    Los stoppers son un elemento original que puede añadir a su servicio de buzoneo con un éxito diferenciado.

  • Grandes editoriales confían en nosotros así como ayuntamientos que pretenden hacer llegar información directa a un barrio, pueblo o incluso parroquia (en el rural) dejándolas en todos los establecimientos comerciales.

  • Cogiendo una zona concreta se trata de hacer una combinación de repartos para llegar no solo a los residentes sino también a la gente que pase por allí así como los coches estacionados.